Solo futbol base

JAVIER GENOVES , ENTRENADOR DEL ESCALERILLAS LNJ


ENTREVISTA A JAVIER GENOVÉS, MISTER DEL ESCALERILLAS LNJ

-¿Qué significa para usted ser entrenador de futbol?

– Sin ninguna duda, un estilo de vida.

-Para que le conozca la gente, su currículum deportivo es…

– Cuando formaba parte como jugador del Giner (liga nacional y 3ª div) con 18 años, “me deje engañar” para echar una mano en el prebejamín del mismo club; la verdad que jamás me había planteado entrenar pero empezó a convertirse en una gran afición. Al año siguiente llevé el Alevín para posteriormente estar dos años sin entrenar.

En la 2014 – 2015 caí lesionado de pubis y me salió la oportunidad de formar parte del cuerpo técnico del juvenil preferente del U.D Montecarlo donde estuve hasta mediados de la temporada 2015 – 2016 pasando a ser segundo entrenador del liga nacional juvenil, compaginándolo con mi función de segundo también en el C.D Mallén de regional preferente.

La 2016 – 2017 fue muy exigente ya que ejercí como entrenador del división de honor cadete y segundo entrenador del liga nacional (U.D Montecarlo) para acabar colaborando también en el Mallén (Reg.pref)

Esta temporada 2017 – 2018 estoy centrado únicamente en el Escalerillas de Liga nacional.

– Como entrenador ¿Cómo se definiría?

 – Es muy difícil definirse a uno mismo, pero podría decir que soy un entrenador que vive para el fútbol, muy sincero, directo y que siempre está al servicio de los jugadores, equipo y club. Los entrenadores sin jugadores y cuerpo técnico que nos acompañe no somos nadie y eso es una perspectiva que en mi opinión jamás tenemos que perder.

Este aspecto evidentemente no quita la máxima exigencia, solidaridad, compromiso, etc. por parte de todos en el día a día, es más, estoy convencido de que lo incentivan.

-¿Cómo le gusta que sean sus entrenamientos?

– La palabra clave hoy en día es “intensidad” pero la enfocamos desde una perspectiva un poco diferente. Partimos de la base de que objetivo principal del entrenamiento para nosotros es que los jugadores mejoren y preparar al equipo para la competición. Cierto es que en todos equipos existe un margen de mejora basado en la capacidad condicional y es fundamental; pero nosotros somos partidarios de la idea de que el verdadero margen de mejora lo encontramos en la toma de decisiones y la velocidad con la que el jugador decide en el juego. Además, hacemos mucho hincapié en estructuras emocionales y socio – afectivas.

Con respecto a nuestro modelo (un 70% aprox. de la semana) reforzamos aspectos positivos vistos en el partido y corregimos los negativos. El otro 30% aprox. lo dedicamos tras analizar al rival, a recrear diferentes situaciones mediante las cuales les podemos combatir y contrarrestar. Este proceso lo llevamos a cabo a través de tareas en ocasiones con un mismo objetivo pero que poseen diferentes  reglas de provocación buscando esa “intensidad” por supuesto orientada al plano físico pero sobre todo al cognitivo.

-¿Qué exige a sus jugadores y qué es lo primero que valora en un jugador?

– Compromiso, inconformismo, solidaridad, humildad y pasión por lo que hacen.

– Con la experiencia que tiene ¿díganos el perfil perfecto de un entrenador?

  – Un buen perfil de entrenador en mi opinión es aquel que es capaz de adaptarse siempre a los jugadores que forman su plantilla y el contexto (categoría, campo, historia del club, etc) en el que va a desarrollar su labor. Un gran referente para mi es Emilio Larraz ya que por proximidad geográfica lo he podido seguir tanto en el filial como en el Ebro; dos proyectos deportivos totalmente diferentes en los que ha sido capaz de sacar máximo rendimiento.

-¿Algún defecto o manía hablando de futbol?

  – La derrota en ocasiones me afecta a nivel personal ya que soy muy competitivo pero voy cambiando esa perspectiva y cada día le doy más valor al error no como algo negativo sino como un punto de partida para el aprendizaje, cambio y mejora que te obliga a superarte.

-¿Cuánto tiempo dedica al fútbol?

  – Bufff, muchísimo, no te sabría decir exactamente. El fútbol es cuestión de mucho trabajo y aunque a veces desde fuera parece algo sencillo y se juzga con gran facilidad, requiere una gran formación multidisciplinar que te aporte las herramientas necesarias para sacar el máximo rendimiento de tu equipo independientemente del contexto en el que te encuentres. Los entrenadores somos autodidactas y tratamos por lo menos en mi caso de ser los mejores. Necesitas mucho trabajo duro, disciplina, constancia… Como me dicen mis amigos “descansas viendo fútbol”.

-¿Cuál ha sido hasta ahora el mejor momento que ha vivido como entrenador?

  – Centrándome en este año, disfrutar de una categoría tan bonita como es la liga nacional; compartir esta experiencia con un grupo humano sobresaliente como el que tenemos y poder tener una identidad perfectamente reconocible dentro de la categoría que nos permite competir con cualquier equipo independientemente del nivel que este tenga.

-¿Y el peor?

  – Cuando un jugador se lesiona.

 -Analícenos a su equipo en general.

   – Somos un equipo completamente nuevo ya que hemos tenido que realizar hasta 20 incorporaciones para la plantilla y eso te hace partir con cierta desventaja ya que aunque haya jugadores que han compartido equipo anteriormente no es lo mismo que la base que poseen otros equipos de liga nacional. Tratamos de estar siempre ordenados a nivel táctico, esconder nuestros defectos y potenciar nuestras virtudes. Tenemos claro nuestro modelo de juego y disfrutamos practicándolo. Sin ninguna duda, preferimos jugar bien que jugar bonito.

 -¿Cuál es el objetivo de su equipo?

  – Normalmente todos los clubs y entrenadores en esta categoría parten con un objetivo marcado aunque de puertas para afuera no se quiera reconocer y eso supone presión. Nuestro objetivo es “entrenar para mejorar” día a día y el único requisito que pido es que nos dejen trabajar a nuestra manera. No creo en los objetivos a largo plazo ya que en ocasiones distorsionan la realidad no siendo coherentes y más en esta categoría tan exigente.

Si creo que entrenamiento a entrenamiento dando todos lo mejor de nosotros mismos el equipo mejora, compite cada día mejor y luego al final de la temporada ya veremos donde estamos. No sé cómo vamos en la clasificación, ni quien tenemos por encima ni por debajo, solo nos preocupamos de nosotros y nuestro objetivo: entrenar para mejorar y crecer como equipo.

-¿Y el suyo personal?

  – Seguir mejorando mi formación para dar mayor calidad de entrenamiento a los jugadores que llevo y mejorar mi capacidad de adaptación a los grupos y categorías. Al final con 23 años me toco entrenar en juvenil y regional preferente, con 24 en división de honor cadete y con 25 en Liga nacional…. Son edades muy diferentes y categorías realmente exigentes en las que me encuentro todos los días con gente más veterana que yo en los banquillos y tienes que estar formándote continuamente y adaptarte rápido o caes.

Me encantan los retos ambiciosos y mi objetivo es entrenar siempre en la categoría más alta posible.

-¿Qué es lo que más le gusta del futbol?

  – Pensar e imaginarme por donde podemos hacerle daño al rival, diseñar tareas que favorezcan esas conductas y que después ocurra en el partido.

Además me entusiasma ver cómo tras recibir derrotas, un equipo es capaz de rehacerse durante la semana a través del entrenamiento y acaba consiguiendo buenos resultados.

-¿Y lo que menos?

– Todo aquello que no es fútbol en esencia, es decir, violencia en los campos, padres no respetando la labor del entrenador, insultos a los árbitros, amaños de resultados, etc.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies