Solo futbol base

NO JUGO LA FINAL, PERO FUE CAMPEON

Uriel, portero de 11 años, fingió una lesión para que su compañero suplente pudiera jugar la final

Si en el fútbol de élite surgieran tantos gestos de este tipo como en el fútbol base, este deporte sería otra cosa. Y sí, sería otra cosa mucho mejor. No nos cansamos de contar historias como la de Uriel Cuitiño, portero argentino de 11 años.
Uriel Cuitiño tiene 11 años y es el mejor portero de su equipo, el Colonia Caroya de Córdoba (Argentina). Es tan bueno, que el ‘arquero’ suplente, Joaquín Maccio, apenas tiene oportunidades de jugar. Habría que preguntarse si a esas edades, esa circunstancia es más culpa del entrenador que del buen hacer de Uriel, pero eso es otro tema.
El caso es que, ante la gran final de la liga (disputada el pasado mes de noviembre), y sabedor de que tras ese partido ya no habría más oportunidades para Joaquín, Uriel tuvo un gesto de esos que hace que nos enamoremos más aún del fútbol y que nos preguntemos por qué no se ven más a menudo en la élite. Decidió fingir una lesión para que su compañero tuviera su gran oportunidad. Según publica el medio local, Mundo D, Uriel asegura que tomó la decisión durante el calentamiento. Él había jugado ya una final anteriormente y prácticamente todos los minutos de esta temporada. El propio niño asegura que ni siquiera es amigo de su compañero fuera del equipo, ya que viven lejos uno del otro.
El increíble gesto de compañerismo tuvo la mejor recompensa. El equipo salió campeón por un ajustado 1-0. Maccio se convirtió en el niño más feliz del mundo por un día. Pudo jugar la final, algo que seguramente no estaba en sus planes, dejó la portería a cero y salió campéon. La final de este torneo, además, es especialmente importante porque se retransmite por televisión a nivel local. Uriel no solo dejó jugar a su compañero, además permitió que familiares, amigos y miles de cordobeses pudieran verle.
Y la historia no ha quedado ahí. Uriel se ha convertido en héroe de la ciudad de Córdoba y el medio Mundo D, que desveló su historia, le ha premiado en su entrega anual de premios “Estímulos 2017” donde llegó a conocer a su gran ídolo, el jugador Cristian Pavón de Boca Juniors. Un club que, por si todo esto fuera poco, le invitió a ver un partido a La Bombonera el pasado 6 de diciembre. ¡Bravo, Uriel!
Fuente: http://www.cuatro.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies