Solo futbol base

JOEL ABOS, DIR. DE LA ESCUELA DE FUTBOL BASE DEL AT. ESCALERILLAS

-Hola Joel, en primer lugar cuéntanos un poco tu trayectoria en el fútbol

Muy buenas, bueno pues mi trayectoria en el fútbol no es muy larga por mi edad pero si bastante intensa. Hasta el ultimo año de juvenil estuve jugando en diferentes equipos, terminando mi etapa formativa en el At. Escalerillas, donde eche raíces y club al que sigo vinculado.

Como entrenador y formador empecé en el At. Escalerillas de la mano de un buen amigo con el que estuvimos al frente del División de Honor Infantil que aquel año tuvimos en el club. Posteriormente entrené el cadete B del club con parte los chavales que teníamos el año anterior. A la vez que todo esto, entré a formar parte del cuerpo técnico del equipo de tercera división dirigido por Humberto Arto, en el que estuve dos temporadas en el At. Escalerillas y al que a día de hoy sigo formando parte, aunque en otro club. Ahí he podido desarrollar diferentes tareas, entre las que destacan la de entrenador de porteros que empecé de la mano de Aurelio, un gran ejemplo de superación en la vida, y más tarde la de analista en la que me dedico a estudiar tanto a nuestro equipo como a los rivales.

La temporada pasada entrené junto a mi amigo Pablo el juvenil B del At. Escalerillas, que competíamos en la categoría de Primera Juvenil. Al mismo tiempo empecé con los más pequeños del club de forma temporal, me comprometí para dos meses con Pitu para llevar el equipo de 6 años y… luego no fui capaz de marcharme, había encontrado mi sitio junto a los más pequeños.

Esta temporada dirijo la Escuela de futbol del Atletico Escalerillas, y estoy en el cuerpo técnico del C.D. Cariñena, en Regional Preferente, desarrollando diferentes funciones.

 

-Esta temporada eres el director de la Escuela de fútbol del At. Escalerillas ¿Cómo surgió la posibilidad de formar parte del proyecto del que ahora es el máximo responsable de la educación y formación de futuros jugadores de futbol?

Como comentaba anteriormente, la temporada pasada entre a echarle una mano a Pitu, que era el Director de la Escuela, con el equipo de 6 años durante dos meses en los que mi disponibilidad me lo permitía, en ese periodo estuve muy a gusto tanto trabajando con Pitu como con los chicos, y sobre todo terminaba cada entrenamiento muy satisfecho con mi trabajo. Eso me llevó a que, una vez terminado ese periodo, me organizara de tal manera que no tuviese que dejar de entrenar a los peques.

A partir de ahí, Pitu tomó la decisión de cambiar de aires, y su propuesta desde el primer momento fui yo, ya que habíamos trabajado mucho juntos tanto con la escuela como organizando algún torneo para el club. Habló conmigo y una vez que yo estuve de acuerdo, se lo propuso tanto a la junta directiva como a los responsables deportivos.

A mi en lo personal era un reto que me apetecía muchísimo, sabia que no iba a ser nada fácil, pero quería intentarlo, y aquí estoy…

 

-¿Cuáles son los objetivos por parte del Club con la Escuela de fútbol?

Los principales objetivos del club en cuanto a los mas pequeños son que aprendan a jugar a fútbol, que aprendan a ser compañeros y, sobre todo que disfruten haciendo el deporte que les gusta.

A estas edades de 4 a 7 años no podemos volvernos locos de si son mejores o peores, sino que lo que nos tiene que preocupar es que su formación tanto deportiva como personal sea la mejor posible.

 

-¿Qué es lo más costoso a la hora de formar equipos?

Sinceramente es una incertidumbre los chicos que vamos a tener cada año, hay que tener en cuenta que son chicos nuevos que empiezan a jugar, y depende de muchos factores.

Somos un club de barrio, un tanto escondido en el que no es fácil que vengan por si solos, y tenemos que realizar muchas campañas de captación como campus y jornadas de puertas abiertas para captar a más niños.

Esta temporada contamos con un equipo de 7 años con algún chico de 6 que juega en prebenjamín federado, y un equipo de escuela de 5 años muy numeroso, con el que estamos muy contentos, que también tenemos algún chico de 6 años y que juega en Liga Venecia.

Lo ideal hubiese sido sacar un equipo también de 6 años, pero las circunstancias del inicio de temporada nos llevaron a tener que organizarlo así.

 

-¿Qué tipo de entrenadores son los ideales para éste tipo de proyecto formativo?

Lo ideal para entrenar a los más pequeños en mi opinión creo que sería la mezcla entre entrenadores con experiencia que, puedan volcar todo su conocimiento en el chicos y; jóvenes jugadores del mismo club, como por ejemplo algún chico del juvenil, que aporte esa ilusión, alegría y pueda transmitir los valores que en el club se inculcan a los que hoy están empezando a dar sus primeros balonazos.

 

-Para vuestro proyecto como Club, ¿Crees que es imprescindible tener Escuelas de futbol?

Considero que sí, el objetivo de un club como el nuestro tiene que ser y es formar a los chicos desde pequeños y que puedan progresar día a día. Creemos que es la mejor manera para que el día de mañana podamos tener un buen cadete o un buen juvenil por ponerte un ejemplo. La satisfacción como formadores de, ver a un chico 6, 7 ,8 años después de haberlos tenido en la base, seguir formando parte del club y jugando cada día mejor, es increíble.

 

-¿Cuántas horas le dedicas al día?

No sabría ponerle una cifra, dedico gran parte de mi tiempo libre a esto. Y he de decir que es el tiempo que más rápido se me pasa. Cuando haces algo que te gusta y con lo que disfrutas no importa el tiempo que tengas que invertir.

 

-¿Cuál es la impresión general sobre los equipos del  club?

Bueno, pues este año en el club tenemos un poco de todo, aunque la sensación general es buena.

Tenemos dos equipos regionales, en 1ª y 2ª; un Liga Nacional juvenil peleando por nuestro objetivo de salvación en una categoría muy bonita a la par que difícil. Un 1ª cadete que va muy bien clasificado y con el que se están haciendo las cosas muy bien. En la categoría de infantil también estamos en 1ª y pese a las dificultades de principio de temporada también estamos remontando. Y un 2ª alevín lanzado hacia el ascenso. En la categoría de Benjamín Preferente nos esta costando bastante ya que el nivel es muy alto, pero pelearemos hasta el final para cumplir los objetivos.

Además, también contamos con más juveniles, cadetes, infantiles, alevines y benjamines en diferentes categorías que poco a poco van creciendo en todos los sentidos y que seguro nos darán muchas alegrías también.

 

-¿Qué importancia tiene la captación a la hora de disponer de un Futbol Base competitivo que pueda ofrecer jugadores válidos para los primeros equipos?

Tiene importancia, pero hasta cierto punto, por supuesto hay que conocer a cuántos más chicos mejor, y si se puede incorporar algún chico que pueda aportar perfecto.

Pero creo que tenemos que centrarnos cada uno en lo nuestro y que la formación sea la más completa para ser más competitivos cada día, y así poder nutrir a los equipos de arriba.

 

-¿A que llamamos formación de un futbolista?

Al aprendizaje tanto deportivo como personal de los chicos. Hay que formar en la técnica tanto colectiva como individual del fútbol de cada jugador, y enseñarles los verdaderos valores del deporte, como son el compañerismo y el trabajo en equipo entre otros.

 

– Tras un par de años en la escuela… ¿Que sientes cuando un chavalín que destaca un poco, viene otro club con más “renombre” y se lo lleva?

Es un cumulo de sensaciones, yo personalmente pienso que este tema debería de estar regulado y, que hasta cierta edad no se pudiera mover a ningún chico de su club si no es voluntariamente.

En la mayoría de los casos los chicos a estas edades juegan en el equipo del barrio o del colegio y, suelen jugar con su grupo de amigos, no creo que lo mejor para ellos sea moverlos aunque vayan a un club de “mayor nivel”.

Además, en estas situaciones no son los chicos los que deciden, sino el papa o la mama en su nombre.

 

-Según tu opinión ¿Qué facultades tiene que tener un entrenador para trabajar con niños?

Al margen de tener los conocimientos adecuados para enseñar a los chicos, hay que armarse de paciencia y tener mucha mano izquierda. Que no se nos olvide que son niños. Conseguir que los niños aprendan divirtiéndose, que es a lo que vienen.

Luego por supuesto hay que ser responsable, y saber actuar en las diferentes situaciones que se van a ir dando durante la temporada.

Y, sobre todo, te tiene que gustar. Tienes que ser el primero que disfrute haciendo lo que haces para que los chicos puedan contagiar esa energía.

 

–Psicología en Futbol Base ¿Qué opinas  en general sobre este tema?

Sin duda tiene un gran valor, al trabajar con tantos chicos y tan diferentes, cada uno tiene una forma de ver las cosas y eres tú el que tiene que ser capaz de interactuar con todos y en todo momento. Hacer que todos vayan en la misma dirección cuando cada uno tiene unas características no es nada fácil, y menos cuando son tan pequeños, por eso hay que saber entrarles adecuadamente a cada niño.

 

-Seguimos con Psicología, los padres o las madres en el futbol… el tema de cada fin de semana y que a veces crean muchos problemas.  ¿Qué piensas de todo esto?

Pienso que son en verdadero problema en muchos de los casos que vemos cada fin de semana. Quieren mandar sobre el entrenador, que su hijo sea el que más juegue y el que mejor lo haga. Mediante presiones tanto en el campo como en casa. Y lo único que consiguen es que los chicos puedan llegar a aborrecer este deporte.

No se dan cuenta de que lo que los niños necesitan es esa libertad para poder hacer lo que quieran y lo que están aprendiendo, es su momento, no el de los papas y mamas.

Cierto es, que no son todos los casos, y que cada día la gente esta mas concienciada para que no sucedan situaciones de broncas entre padres o gritos hacia los chicos, pero desgraciadamente, siempre habrá energúmenos en esto del fútbol. Por eso hay que enseñar y trabajar muy bien a los chicos desde pequeños sobre los valores del deporte, para que cuando crezcan puedan saber llevar, en la medida de lo posible, estas situaciones.

-Y sobre la importancia que les dan (algunos padres y madres) a los resultados de los partidos en estas categorías, donde debería prevalecer la formación, la educación… y no tanto los goles que se meten o se dejan de meter, si se gana o si se pierde.

Un poco en la línea de lo que hablaba anteriormente, no se dan cuenta de que ellos son meros espectadores, y de que el niño es el que está en su momento, en su diversión. Que tenemos que dejarles la libertad de que se lo pasen bien y de que aprendan tanto a ganar como a perder. Al final es un símil de la vida, nunca va a ir todo sobre ruedas, y hay que saber llevar todo tipo de situaciones.

Por todo esto, lo que menos importancia le damos en estas edades es al resultado, y sí a la progresión y al trabajo de los niños.

-Para terminar  ¿Qué les dirías a los chavales que piensan venir al  At. Escalerillas?

Que se animen, que vengan a probar, a jugar, a aprender y, sobre todo, ¡a pasárselo bomba!

Como experiencia personal, muchos de los que considero grandes amigos me los ha dado el fútbol, y es algo de lo que estoy muy orgulloso.

Te esperamos con los brazos abiertos en el Atletico Escalerillas

¡Formando y educando en valores! ¡AUPA ESCALE Y VIVA EL FÚTBOL!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies